#34350
A FAVOR: Reconozco que, en líneas generales, soy pro-UNED. Me parece una universidad dura (como debe ser), justa (aquí para aprobar no valen enchufismos ni peloteos) y que se adapta a prácticamente cualquier tipo de situación particular que puedan tener los estudiantes en sus vidas. Por todo ello las titulaciones de la UNED están muy bien valoradas. Hay tutorías presenciales (al menos donde yo vivo); la Biblioteca Central de la UNED es la mejor biblioteca que conozco (para mí se trata de un auténtico templo para el estudio)... son muchas cosas que hacen que me sienta muy satisfecho de haber elegido la UNED. No me arrepiento en absoluto.

EN CONTRA: Algunos detalles más o menos importantes. Por ejemplo, aunque en la Guía del curso ponga que los profesores están en su despacho de la Facultad ciertos días a ciertas horas, esto siempre es en teoría, porque muchas veces resulta casi imposible hablar con ellos por teléfono o en persona. La mayoría de los tutores son muy buenos, pero también hay cada uno... En cuanto al tema de los libros yo no tengo queja, pero sí es verdad que tuve una asignatura en la que las protestas de los estudiantes fueron generalizadas, ya que había que comprarse bastantes libros para esa asignatura solamente. Y por último está el tema de los trabajos, las famosas PEC. Yo pienso que la mayoría de los trabajos no deberían ser obligatorios sino voluntarios. Pero, si los pones voluntarios, hay que incentivar verdaderamente la realización del trabajo por parte de los alumnos. Lo que no puede ser es que el hacer un trabajo voluntario te lleve varias semanas de esfuerzo, y luego como máximo sirva para subirte 1 punto la nota del examen, y siempre y cuando el examen haya obtenido una calificación mínima de 5. Así, claro, normal que casi nadie haga los trabajos voluntarios. Y ciertamente cuando acabas algunas carreras en la UNED echas de menos el no haber tenido más trabajos prácticos en medio de tanta teoría.
Macarena Hernández le gusta esto